09 Noviembre 2008

Aunque el partido comenzó muy igualado, los de Hussein se mostraron superiores a partir de la segunda mitad del tercer cuarto y llegaron a superar los 100 puntos (104-95)


El CB Murcia se impuso con fuerza ante el Bruesa GBC este domingo en el Palacio de Deportes. La situación comenzó muy igualada y, aunque, en ocasiones, ambos equipos consiguieron despuntar, nunca hubo nada cien por cien claro, hasta que llegó el cuarto final. Thomas fue el líder de la victoria, acompañado por Fajardo, que estuvo muy bien durante la segunda mitad del encuentro, Robles, constante y acertado, y Dean. Tanto fue así que los pimentoneros consiguieron superar la línea de los 100 puntos anotados. De este modo, cuando sonó la bocina, el marcador quedó 104-95 y el conjunto de la capital del Segura por fin consiguió hacerse con su ansiada segunda victoria.

Mientras que Pablo Laso escogió a Ricardo Uriz, Sergio Sánchez, Andy Panko, Lou Roe y David Doblas como cinco inicial, Manolo Hussein se decantó por Chris Thomas, Taquan Dean, Bojan Bogdanovic, Chris Moss y Diego Fajardo. La elección del croata resultó sorprendente, ya que no es un jugador habitual entre estos cinco.

El primer cuarto fue de infarto. Ambos conjuntos, de fuerzas muy igualadas, salieron a la pista con demasiadas ganas de hacerse con el choque, de modo que, en los primeros 10 minutos, hubo grandes dosis de locura, tanto en las filas visitantes como en las locales. Sin embargo, el Bruesa logró sacar partido a esta situación, y, mediante un parcial 0-7 capitaneado por Lou Roe, que la pasada temporada formó parte de la armada murciana, consiguió ponerse por delante, situación que ya no perdió hasta el segundo periodo. No obstante, pronto el grupo pimentonero recuperó el acierto en el tiro y volvió a situarse cerca de su contrincante en el marcador, hasta el punto de que se llegó al final del cuarto con 19-20.

Chris Moss fue el encargado de adelantar al conjunto guipuzcoano en la primera jugada puntuada del segundo periodo. En la defensa, Dean y García evitaron que el Bruesa anotase, lo que Opacak aprovechó para sumar un triple. A partir de entonces, un Murcia mucho más equilibrado se encargó de desbancar a su rival. Cuando Laso encajó los 2 tantos de Robles que cerraron el parcial 9-2, pidió tiempo muerto, pero no fue suficiente. La buena compenetración entre los jugadores citados y la actuación individual del escolta madrileño evitaron que los visitantes les comiesen terreno. Aún así, la diferencia pudo ser mayor, de no ser por la intensidad de los dos mejores jugadores vascos, Roe y Panko. De este modo, con un parcial, 21-12, el CB Murcia quedó 40-32.

La euforia del primer tiempo se disipó rápidamente durante los primeros 3 minutos del segundo. Aunque el CB Murcia tenía todas las papeletas para mantenerse líder del partido, y, de hecho, lo certificó en su primera jugada, que terminó con un triple de Dean, el Bruesa sorprendió con un parcial 4-12. Destacaron en esta remontada López y, de nuevo, Panko, oportunos y acertados. Hussein, entonces, pidió tiempo muerto y, partiendo de un 44-44, el equipo local reinició su juego. Uno de los jugadores más valiosos con los que cuenta actualmente el CB Murcia, Thomas, salió con las pilas cargadas e inició un baloncesto más agresivo. Sus compañeros en esta tarea fueron, principalmente, Taquan Dean y Diego Fajardo, que dio lo mejor de sí. De hecho, sumó 11, 2 de ellos en un mate, y se hizo con dos rebotes.

Es por ello que, paradójicamente, en este cuarto se vio lo mejor y lo peor de los pimentoneros. Lo peor porque, cuando el Bruesa comenzó su remontada, no supieron frenarle, y lo mejor porque, a pesar de todo, no dejaron que les superasen.

Pese a sus esfuerzos finales, no consiguieron alcanzar una diferencia con la que pudiesen llegar medianamente tranquilos al último cuarto, ya que, cada vez que parecía que iba a llegar el momento de hacer un parcial fulminante, los de Laso pisaban a fondo para evitar que esto ocurriese. De este modo, se llegó al periodo final por delante, pero sin comodidades (71-68).

El grupo de Laso inició los últimos 10 minutos de choque arrimándose a su rival, a sabiendas de que cualquier acercamiento en el marcador podría resultar definitivo. Sin embargo, la armada pimentonera dio la impresión haber aprendido de sus errores pasados y no se dejó rebasar. El equipo, liderado por Thomas, llegó fácilmente al 79-72. Ante la situación, el entrenador guipuzcoano optó por sacar a su talismán, Roe, quien, aunque siguió en la misma línea agresiva y acertada, no pudo hacer nada para frenar a sus ex compañeros. Y es que, a 5 minutos de que sonase la bocina, Dean ya había conseguido esa esperada ventaja de 10. Desarrolló un buen juego de pies, buscó hueco y tiró.

Esta diferencia se mantuvo relativamente constante prácticamente hasta el final del partido. Lo que se sumaba en un lado se volvía a sumar en el otro en la siguiente jugada, y, además, en tiempo récord, debido a la rapidez de las transiciones. De este modo, en los 5 últimos minutos, cada conjunto anotó alrededor de 20 tantos, por lo que no era de extrañar que la afición pimentonera estuviese eufórica. Aunque lo mejor estaba por llegar. Fue en el último minuto, cuando Dean superó la franja del 100 con dos acertados tiros libres. El “lo, lo, lo” retumbaba en el Palacio, anticipando lo que ya era una victoria segura. Fue Uriz el encargado de realizar la última jugada acertada del Bruesa, mientras que otros dos tiros libres, esta vez de Thomas, y, como es habitual en él, atinados, cerraron el marcador murciano con 104.
fuente

Crónica y estadísticas