09 Octubre 2008

Aunque el conjunto de Xavier Pascual se impuso por 58-78, los murcianos elaboraron una brillante primera mitad, que dejó entrever de qué son capaces


El Palacio de Deportes presenció un encuentro vibrante entre el CB Murcia y el Regal FC Barcelona. En la primera parte, y sobre todo en el segundo cuarto, los de Hussein desplegaron un juego que dejó a su rival anonadado. No obstante, no se puede olvidar que el antagonista del conjunto local era todo un Barça, que se creció en la segunda mitad del choque de manera que, aunque lo intentaron, los de la capital del Segura no pudieron frenarlos. De este modo, el marcador quedó 58-78.

Ambos entrenadores decidieron comenzar el partido con dos bases. Así, el cinco inicial de Manolo Hussein estuvo compuesto por Gonzalo Martínez, Chris Thomas, Pedro Robles, Chris Moss y Diego Fajardo, mientras que Xavier Pascual escogió a Jaka Lakovic, Víctor Sada, Gianluca Basile, Ersan Ilyasova y David Andersen.

El partido comenzó con una buena defensa del CB Murcia. De hecho, el conjunto visitante no pudo culminar sus jugadas iniciales y no llegó a la canasta hasta el minuto 3. A partir de la segunda mitad del periodo, los puntos se fueron sucediendo de manera muy equiparada hasta que, finalmente, los pupilos de Hussein se impusieron. El cuarto no pudo terminar mejor. Y es que la defensa local no sólo impidió que el Barça anotase en su última posesión, sino que Taquan Dean se hizo con la bola y consiguió encestar desde el campo contrario y sobre la bocina.

Lluvia de tantos al inicio del segundo cuarto. El buen comienzo del partido subió el ánimo murciano y, por ello, el Palacio presenció jugadas espectaculares elaboradas por el mejor CB Murcia. Y, si el ataque fue el protagonista de los tres primeros minutos del segundo período, la defensa fue la de los siguientes. Lo cierto es que el marcador de Hussein permaneció inmóvil hasta el minuto 17 (en el que Dean anotó con un buen tiro de 4 metros), pero tampoco dejó que los culés sumasen. Sólo Sada fue capaz de llegar a canasta en esta fase, y únicamente en dos ocasiones. De este modo, el local no dejó que el visitante desarrollase su juego, con cinco recuperaciones, siete rebotes y un parcial (19-10) que hizo que el marcador quedase 34-23.

Sin embargo, la segunda mitad del partido no empezó en la línea de la primera, ni mucho menos. De hecho, dio la impresión de que se estaba presenciando un encuentro completamente diferente en el Palacio de Deportes. Y es que salió a la pista un Barça mucho más seguro de sí mismo, al que bastaron algo más de 4 minutos para dar la vuelta al marcador. El gran responsable del cambio de tornas fue Fran Vázquez, quien, en este tiempo, sumó 8 tantos. Precisamente fue el gallego quien se encargó de conseguir el empate a 37 a 5:42 del final del periodo. A partir de entonces, todo fue coser y cantar para los barcelonistas, que consiguieron un parcial 11-32, gracias a la acción ofensiva del citado ala-pívot culé y a la de Lakovic, quien, además, hizo cinco asistencias. En lo defensivo, el Regal se hizo con seis rebotes defensivos, tres ofensivos y cinco recuperaciones.

El cuarto final fue una continuación del tercero. Un Barcelona poderoso y crecido arrasó en la pista. No se fió en ningún momento de su rival y no le dio oportunidad a reaccionar. El basket control azulgrana le permitió dominar el juego y el tiempo de partido, mientras elaboraba jugadas que finalizaban en canasta, por lo que la ventaja se fue ampliando. El CB Murcia no pudo más que aguantar el tirón. Desde el mate inicial de Daniel Santiago hasta el ale-hoop de Fran Vázquez con asistencia de Grimau se sucedieron grandes jugadas, que desembocaron en un parcial (13-23). Este último fue el responsable de 10 tantos, sumados mediante dos entradas y dos triples. En las filas murcianas, destacó la acción de Dean, que, a lo largo de todo el partido, demostró su calidad como anotador. También Marco Gaona resaltó, por su buena acción en la dirección, inteligente y constante. Los jugadores más altos hicieron lo posible por desarrollar un juego interior que evitase la inminente victoria culé, pero no consiguieron ponerse a la altura del crecido Barça. De este modo, el marcador quedó finalmente 58-78.
fuente

Crónica y estadísticas