04 Abril 2008

El ‘12’ polarista y su mujer Tamara Urbani fueron padres por primera vez de gemelos, el pasado día 14 de marzo


Se han cumplido ya tres semanas desde que Diego Fajardo comenzara una nueva etapa en su vida con la llegada al mundo de sus gemelos Aurora y Nícolas.

El tinerfeño describe este nacimiento “como lo mejor que nos ha pasado en la vida”, al tiempo que asegura que “el hecho de ser ‘novatos’ en esto no deja de ser una anécdota, comparado con la inmensa alegría de traer al mundo a nuestros dos niños”.

El feliz acontecimiento tuvo lugar el pasado viernes 14 de marzo, a las 9:10 horas de la mañana, con el alumbramiento de Aurora. Cinco minutos más tarde nació Nícolas, que debe su nombre a los orígenes italianos de su madre.

Al ser un parto gemelar de sólo treinta y seis semanas de gestación, los bebés nacieron con un peso inferior al normal. A consecuencia de ello, tuvieron que permanecer en la incubadora durante varios días. Por eso, el recién estrenado padre es consciente de que “lo principal ahora es que gocen de buena salud”.

Aunque el ‘12’ polarista todavía no piensa en el futuro a largo plazo de sus hijos, no descarta que sigan la tradición familiar baloncestística: “Les daremos la mejor educación posible y si les gusta tanto el deporte como a sus padres, no se lo vamos a impedir”. “Si se decantan por el baloncesto continuando la afición que empezó mi familia, pues muchísimo mejor”, apunta.

Hijo y sobrino de jugadores de baloncesto

Y es que, si hay personas que motivaron al polarista para que se decantara por su futuro profesional en el baloncesto, éstos fueron su padre Francisco y sus tíos Álvaro y Juan Diego.

Los tres iniciaron una de las sagas más conocidas de Tenerife en lo que al deporte de la canasta se refiere, ya que formaron parte de la historia del RC Náutico y CB Canarias durante los años setenta. Su testigo lo recogió de manera formidable Diego Fajardo, convirtiéndose en una habitual de la Liga italiana y últimamente de la ACB.

“Cuando era pequeño acompañaba a mi padre a ver todos los partidos de baloncesto en Tenerife”, recuerda el efectivo de Manolo Hussein. “Siempre ha habido ambiente de baloncesto en mi casa y eso, inconscientemente, fue determinante para que mi afición por este deporte se transformara en mi profesión”, señala Fajardo.

Aunque sus parientes insulares todavía no conocen a los dos nuevos miembros de la familia, en breve visitarán Murcia. Precisamente, esta ciudad está muy ligada a los Fajardo, ya que, tal y como explica el pívot del Polaris World: “Nuestro apellido proviene de esta tierra, por lo que no descarto que tanto yo como mi mujer y mis hijos, nos asentemos aquí”.

En cualquier caso, todavía no se ha cumplido un año desde que Diego y Tamara viven en la capital del Segura, pero la consideran “una ciudad perfecta para una familia”. “Nunca sabes donde vas a acabar, pero para mí Murcia lo tiene todo y a mi mujer le gusta mucho el clima de aquí”, finaliza.


fuente

Polaris World C.B. Murcia