21 Marzo 2008

El técnico del Polaris World C.B. Murcia mantiene que es importante que, en su próximo choque, los suyos compitan “a un nivel alto y con un amplio grado de confianza”


Manolo, tu próximo rival es el líder de la ACB, pero sin embargo ayer fue eliminado de la Euroliga…
Es indudable que ellos van a estar afectados, porque llegar a Europa se ha convertido en un objetivo no sé si prioritario, pero sí importante para ellos. Entonces, imagino que ha supuesto para ellos un golpe duro, pero también creo que estos equipos tienen un objetivo claro, que es la Liga, ya que saben que es ésta la que les va a dar el acceso directo a la próxima Euroliga. Por eso, nosotros debemos esperar al mejor Madrid posible. Y es que ellos saben que lo que tienen que hacer ahora es ser primeros en Liga regular y, lógicamente, hay partidos en los que la derrota no está en sus planes. Nosotros tenemos que estar muy alerta porque, seguramente, nos encontraremos al Madrid más rabioso.

¿Cómo han transcurrido los entrenamientos?
Esta semana hemos tenido contratiempos, porque, hace unos días, Chris (Thomas) se llevó un golpe durante el entrenamiento y se hizo una pequeña abertura en el mentón y, debido al golpe en la cabeza, ha estado prácticamente dos días sin entrenar, por precaución. Vamos a ver cómo se encuentra para el próximo partido, a ver si puede jugar, que parece ser que sí. Además hemos tenido algún que otro contratiempo más, pero nada significativo de cara al partido. Lo que sí es cierto es que hemos estado toda la semana fuera de la pista, porque había una actividad. Por tanto, estábamos entrenando en una pista que, a lo mejor, no reúne las condiciones ideales.

Siempre dices que te da tanto miedo la línea de combate como la retaguardia…
Sí, porque, además, ellos realmente tienen dos equipos. Cuentan con una plantilla muy amplia y es complicado distinguir a los titulares de los jugadores de rotación, porque, además, los van alternando mucho. Si, en un momento determinado, Bullock o Raül no están bien, hay una artillería de jugadores, como Smith, muy importante, tanto dentro como fuera. Por ello, es muy difícil precisar un baloncestista completo. Está claro que hay algunos que, ahora mismo, están en un estado un poquito mejor, pero también es verdad que ellos te van minando precisamente por esa rotación y esa capacidad física que no puedes resistir. Es tipo Joventut, tipo TAU. Son equipos con los que puedes competir mientras estás bien físicamente pero, cuando entras en la rotación, es muy difícil.

¿Es inevitable que, cuando jugáis contra un equipo tan importante como el Madrid, el grupo piense más en el partido de León o de Menorca?
Espero que no sea así. De lo que no cabe duda es que, quizás, nuestras finales empiezan a partir del partido de León, es una realidad. De todas formas, tenemos que ir a competir a Madrid y debemos dejar fuera los nervios, además de intentar luchar por la sorpresa. Nosotros sabemos que cualquier partido que ganemos fuera de nuestra pista nos puede suponer un paso de gigante hacia la salvación. También sabemos que Madrid no es la mejor pista para ello, pero tampoco podemos ir pasando del partido porque, entonces, nos podemos llevar un susto muy grande que, a lo mejor, nos afectaría de cara al encuentro de León. Por eso, si el Madrid nos ofrece la oportunidad, algo que sabemos que es complicado, intentaremos agarrarla. Repito que es muy complicado, pero creo que, incluso para la preparación del próximo choque, es importante que compitamos contra los de Joan Plaza a un nivel alto y con un amplio grado de confianza.

¿Qué es lo mejor del Real Madrid?
Yo creo que, en definitiva, lo mejor que tiene es que es un equipo muy amplio, con muchos jugadores. Esto lo convierte en un conjunto imprevisible. No puedes concentrar tu energía en uno o dos jugadores. Me parece un equipo que está en otra dimensión, como el Joventut. Se trata de dos armadas que, en cuanto a amplitud, calidad e intensidad están a otro nivel. Por eso creo que tenemos que plantear este choque pensando en nosotros mismos, pensando que tenemos que jugar lo mejor posible, porque intentar minar al rival es complicado.
fuente

Polaris World C.B. Murcia