08 Marzo 2008

El conjunto alemán Lahn Dill, el más fuerte de los tres rivales de los murcianos, desarrolló un juego muy elaborado, mientras que los de Carrión acusaron el cansancio físico


El Fundación Polaris World BSR se enfrentó el sábado por la tarde al conjunto más fuerte de todo el grupo, el Lahn Dill. Los murcianos acusaron el gran cansancio que arrastraban (habían jugado contra el Hyères dos horas antes) durante todo el partido, aunque se magnificó en la segunda mitad. Finalmente, los alemanes se impusieron por 37-69. “Empezamos con una defensa individual dentro de la línea de tres ante la imposibilidad de defenderlos a toda pista, debido a la calidad del equipo contrario y su rapidez y al desgaste físico como consecuencia del partido anterior, que se había jugado dos horas antes”, afirma Abraham Carrión, entrenador de la armada murciana. Además, el equipo alemán empezó más centrado y obtuvo un buen porcentaje de aciertos en ataque, tanto interior como exterior, y con “una defensa muy agresiva cerca de su aro”. En los primeros minutos, anotaban con mucha facilidad. Por el contrario, en las filas polaristas, los referentes ofensivos hasta ahora, como Skuse y Zarzuela, estaban encontrando más problemas que lo habitual. “Al final del cuarto fuimos encontrando, poco a poco, nuestro sitio en la pista y cortamos su facilidad anotadora”, además, “Skuse empezó a hacer daño en ataque”.

El segundo cuarto empezó con la misma intensidad, promovida por un equipo alemán que incluía mucha rapidez en todas sus transiciones ofensivas. “Además, tuvimos el agravante de que Romero en seguida cometió cuatro faltas, con lo que se tuvo que rotar el banquillo y Skuse se tuvo que sentar para que entrasen Mena y Ramírez”, explica Carrión. A pesar de esto, el equipo siguió trabajando e intentando jugar de forma estática, con ataques largos para encontrar posiciones cómodas de tiro y aumentar el porcentaje de aciertos. Por otro lado, en defensa, hacían todo lo posible para “intentar frenar a los jugadores más determinantes del equipo alemán”. Como resultado, el parcial sólo se perdió por 13-18. En el tercer periodo el cansancio comenzó a hacer mella en los jugadores polaristas: “Jugadores como Zarzuela e Iván (Toscano) no descansaron ni en el partido anterior ni en lo que llevábamos de éste y sus errores se multiplicaron en ese tramo del encuentro, tanto en defensa como en ataque”. Fue en este último ámbito donde más se noto, ya que les costó mucho encontrar posiciones cómodas, o al menos ventajosas, de tiro.

El periodo final “al equipo se le hizo muy largo”. Siguieron peleando, pero la superioridad física y táctica del Lahn-Dill era evidente y constante y los murcianos “estaban muy castigados física y mentalmente”. Tanto es así que, en los últimos minutos, los alemanes consiguieron canastas muy fáciles, ya que la defensa de los de Carrión “estaba muy mermada” y los desajustes “eran continuos”. A pesar de ello, tanto el entrenador como varios de los jugadores del rival del Murcia, felicitaron a los jugadores por los dos partidos que había llevado a cabo ese día. Además, reconocieron que, al tratarse de un conjunto tan joven, tiene un gran futuro por delante.

Fundación Polaris World BSR
Quinteto inicial: Rodríguez (4), Toscano (6), Zarzuela (4), Romero (14), Skuse (7). Mena (2), Sánchez (0), Ramírez (0), Carmona (-).

Lahn Dill
Quinteto inicial: Zayen (2), Jhonson (22), Paye (20), Kohler-Lenz (23), Hausammann (2).

Árbitros: Tenenbaum, Codella.

Parciales: (9-18), (22-36), (30-52), (36-69).
fuente

Polaris World C.B. Murcia