08 Marzo 2008

En un partido muy igualado, las rigurosas decisiones arbitrales decantaron el resultado hacia el conjunto francés de Hyères


El Fundación Polaris World BSR jugó su segundo partido en Europa contra el anfitrión, Hyères. Los bajos porcentajes de acierto, tanto en tiros libres como en lanzamientos cercanos al aro, unidos a las dudosas decisiones de los colegiados, dieron la victoria al conjunto francés.

El conjunto polarista comenzó aplicando una defensa individual en línea de tres, que les costó ajustar, ya que Boustilla, con su tiro exterior, y las continuas penetraciones de Guyot les hicieron mucho daño. En el aspecto ofensivo, se repitieron las precipitaciones del día anterior y los de Carrión no consiguieron lograr equilibrio entre el juego exterior y el interior. “A finales de ese primer cuarto se tomó la decisión de comenzar a presionar a toda pista y castigar tanto en defensa como en ataque a su hombre más importantes, Boustilla”, explica el entrenador polarista.

“Comenzamos el segundo cuarto mucho más centrados”, mantiene. Además, la defensa presionante de los murcianos comenzó a dar resultados. Por ello, “el cuarto estuvo mucho más igualado”, y, de hecho, ganaron el parcial de un punto (18-17). “A mitad de este periodo nos pusimos a cuatro y era el momento de terminar de hacerles daño para poder llegar al descanso igualados”, afirma. Sin embargo, algunas indecisiones defensivas y unos ataques no muy bien realizados hicieron que los franceses llegasen al descanso con once puntos de ventaja.

En el tercer cuarto el banquillo del equipo polarista entró en escena. Mantuvieron la presión a toda pista y desarrollaron un buen juego durante los primeros cuatro minutos. Así, consiguieron volver a acercar las diferencias a sólo cuatro puntos. “Los riesgos que asumimos al tener una defensa tan agresiva, que hace que cada error sea una canasta fácil del contrario, hicieron que el final del cuarto estuviese muy igualado”, explica Carrión. Además de esto, la trascendencia de este partido para el conjunto francés (que si perdía este choque se encontraría con que no podría depender de sí mismo para clasificarse para la fase final), se hizo tangible en algunas decisiones comprometedoras de los colegiados. Éstos fueron un gran detonante a la hora de decantar la ajustada balanza hacia la armada de Hyères.

“En el último cuarto, el equipo intentó dar todo lo que tenía, sabiendo que, en esos diez minutos, se jugaba todas sus posibilidades de pase a la fase final”, mantiene. Una vez más, y en determinados momentos, “parecía que el trabajo realizado tenía su recompensa”. Y es que consiguieron volver a acortar diferencias, gracias a la defensa presionante y a que, en ataque, cargaban todo su juego sobre los jugadores franceses que estaban “cargados de faltas”, es decir Boustilla, Badache y Amah. Curiosamente, los colegiados se encargaron de que estos baloncestistas pudiesen terminar el partido, aunque aplicaron una defensa extremadamente dura. A pesar de ello, el parcial quedó 24-19, “una renta induficiente para salvar los puntos obtenidos por el equipo francés, sobre todo en el primer cuarto”.

Fundación Polaris World BSR
Quinteto inicial: Rodríguez (8), Toscano (18), Romero (7), Zarzuela (13), Skuse (19). Sánchez (4), Mena (2), Ramírez (0), Carmona (-).

Hyères
Quinteto inicial: Guyot (31), Boustilla (31), El Haddefi (9), Amah (2), Badache (0). Smid (5), Brunet (0).

Árbitros: Andreas Potsch, Michael Codella.

Parciales: (11-23), (29-40), (47-59), (71-78).
fuente

Polaris World C.B. Murcia