04 Marzo 2008

El Fundación Polaris World BSR, que cuenta tan sólo con 3 años de vida, afronta a partir de este viernes un nuevo reto deportivo: la Copa de Campeones


En esta temporada 2007/2008, el Fundación Polaris World BSR pretende seguir haciendo historia. Si en el primer año de existencia los murcianos consiguieron de manera brillante el ascenso a la máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas español, durante la temporada pasada lograron el subcampeonato liguero, convirtiéndose entonces en el conjunto revelación. Esa segunda posición les otorgó la posibilidad de competir con los mejores de Europa en la ya XXXIII edición de la denominada Copa de Campeones, algo que no está “al alcance de muchos equipos”, como destaca Miguel Ángel Serrano, Director Deportivo de la Sección BSR.

El Fundación Polaris World ha quedado encuadrado en esta primera fase del torneo en el Grupo A, con sede en Francia, donde se medirá del 7 al 9 de marzo a cuatro de las mejores armadas del continente. No en vano, sus rivales serán el organizador, el Hyeres Handiclub, los suizos del Pilatos Dragons, el Beit Halochem Haifa de Israel y el potente RSV Lahn-Dill alemán. Este último, además, ha ganado tres de las cuatro finales más recientes de esta competición, de la que también fue finalista el curso pasado. Por eso, el Lahn-Dill se muestra como un club a tener muy en cuenta. “Están uno o dos pasos por delante de todos los conjuntos”, asegura Serrano.

Por otro lado, el entrenador de los murcianos, el andaluz Abraham Carrión, aspira a todo en esta competición, pero reconoce que la lucha se centrará en la segunda posición, ya que hay que tener en cuenta que de los cinco equipos de cada grupo, sólo dos pasarán a la fase final. Los dos primeros encuentros, en los que el equipo polarista se enfrentará al Hyeres y al Haifa, marcarán la trayectoria de los polaristas en la competición. Por ello, el Director Deportivo lo tiene claro: “Si ganamos los primeros partidos y cogemos confianza, somos capaces de todo”.

A pesar de que ésta es la primera incursión del equipo murciano en una competición europea, muchos de sus jugadores cuentan con experiencia a nivel internacional. Daniel Rodríguez, capitán polarista e integrante de la selección española absoluta, se muestra ilusionado ante este reto: “Pasar a la fase final sería todo un logro, porque estaríamos entre los ocho mejores del continente”. “Si nos divertimos jugando, al final ganaremos”, asevera el ‘4’ polarista.

Si por algo se caracteriza el Fundación Polaris World BSR es por la juventud de la plantilla, aunque eso no será un inconveniente, ya que jugadores como Alejandro Zarzuela (20 años), Roberto MENA (23 años), Iván Toscano (21 años) y Jesús Romero (23 años) se proclamaron campeones de Europa sub-22 en Turquía’06. “La experiencia de los internacionales nos va a venir muy bien”, declara Rodríguez.

Abraham Carrión ya sabe lo que es disputar esta competición europea. No en vano, ha sido técnico del ONCE Andalucía, con el que ganó durante dos temporadas consecutivas todos los títulos a los que optó (Copa del Rey, Liga y Copa Andalucía). La propia experiencia del entrenador polarista en la Copa de Campeones le hace adelantar que “el nivel de los equipos europeos es bastante alto”. De hecho, sólo un conjunto español ha conseguido este título continental. Fue el Fundosa ONCE en 1997, un dato que denota la dificultad de esta cita.

El Fundación Polaris World BSR tendrá que hacer frente, por otra parte, a dos cambios importantes con respecto a lo que está habituado en División de Honor: la pista y el arbitraje. La superficie de goma, que es la que utiliza para entrenar y disputar la competición nacional, será sustituida por una de parqué. Esta variación supone, tal y como explica el director deportivo, que “la silla va a ir más rápida y será más difícil de controlar”.

Por otro lado, la normativa europea de los colegiados es más permisiva en cuanto al contacto con las manos, pero no así con el de las sillas, algo a lo que el equipo está acostumbrado en España. De esta forma, “el primer partido será de adaptación al arbitraje”, explica Carrión.

Las claves del conjunto murciano residirán en mantener el buen juego desarrollado atrás y también mejorar en el ataque. “Si defendemos como lo estamos haciendo en la Liga y conseguimos que todos los jugadores aporten canastas, vamos a tener muchas opciones”, apunta Serrano, al tiempo que Carrión añade: “Tendremos que sacar partido de nuestra forma física y del nivel de intensidad de nuestro juego”.

La exigencia de la Copa de Campeones de disputar cuatro encuentros en tan solo tres días, ha obligado a preparar unos entrenamientos más suaves para desgastar lo menos posibles. Asimismo, la plantilla murciana gozará de más de 48 horas de descanso antes de su primer entrenamiento el jueves en la pista francesa del Hyeres. Éste contendrá una sesión de tiro y de repaso de jugadas con las que Carrión intentará que sus pupilos lleguen lo más frescos posibles al choque del debut.

Por último, la fase final de la Copa de Campeones se disputará en Madrid, lo que supone un aliciente más para la plantilla polarista. “Si conseguimos estar ahí va a ser muy bonito porque jugaríamos en casa y con el apoyo del público español”, finaliza Daniel Rodríguez.
fuente

Polaris World C.B. Murcia