22 Febrero 2008

El técnico del Polaris World C.B. Murcia considera que no sólo hay que temer a Marc, pues el Akasvayu “tiene más ingredientes en su cocktail”


Manolo, ¿cómo está de moral y ánimos el equipo para afrontar la cita de Girona?
Yo creo que, una vez ha pasado una semana, tampoco tenemos que tener muy presente en nuestra mente el último partido. Creo que cada partido que juegues es una buena oportunidad para ganar y rectificar lo que has hecho mal en un partido anterior. Así que siendo gente que cada fin de semana tenemos una nueva oportunidad de cambiar lo que hemos hecho en el pasado, en teoría deberíamos afrontarlo con una mentalidad buena y positiva, sobre todo si hemos sido capaces de analizar nuestro partido en Bilbao… que lo hemos hecho. El caso es ver cuál es nuestra capacidad de rectificar los errores.

Antes de ir a Bilbao, comentabas que el equipo sería capaz de lucha por la victoria. De hecho, estabas convencido. ¿Ahora dirías lo mismo?
Cuando tú trabajas y el equipo también, normalmente en ese trabajo diario hay una transferencia en el objetivo, por lo que tú esperas que a la hora de competir eso se produzca. Si no se produce, entonces tienes una decepción. Por ello, yo sigo teniendo la esperanza de ver cómo somos capaces de competir a un mejor nivel del que lo hemos hecho en la última jornada y ganar fuera de nuestra pista. Indudablemente, sé que ganar fuera de casa está muy caro, pero no sólo para nosotros. La semana pasada tuvimos una decepción, no sólo por el resultado en sí, sino por lo que hablamos siempre, cuando tú lo das todo, nadie te puede criticar absolutamente nada. El problema es cuando tú no te ajustas a tu capacidad; ahí es cuando se siente una cierta decepción. Esto tiene dos lecturas y una de ellas es que nosotros dependemos de nosotros.

¿Crees que se puede sentir la sensación de que el equipo no da todo lo que puede?
Yo creo que el primero que puede sentir esa sensación cuando el equipo no juega así, soy yo y los jugadores, porque indudablemente está claro que nuestro rendimiento puede tener un efecto en todos, pero sobre todo en nosotros que estamos aquí trabajando para que luego nuestro trabajo se vea refrendado en el campo. A día de hoy, todavía no hemos encontrado la clave de superar momentos negativos en partidos fuera de nuestra pista y por ahí es por donde pasan un poco nuestras posibilidades de volver a ganar fuera de casa.
A Bilbao fuimos con el pensamiento de ganar, pero nada más empezar nos metieron un parcial 11-0 que no correspondía a nuestro estado de ánimo. Pero, no nos queda más remedio y todo lo que sea hablar no sirve para nada, porque el movimiento se demuestra andando. No me gustan las excusas.

El disgusto choca con el objetivo, pues de momento no hay problema con la permanencia. Sin duda, algo difícil de analizar…
Sí, es muy difícil de analizar, sobre todo cuando tu rendimiento cambia tanto dentro y fuera de casa. Pero, la cabeza también es difícil de analizar, porque los estados anímicos en los que te mueves son difíciles de analizar. Por ello, diría que el efecto – causa es muy difícil corroborar cuál es, pero tampoco quiero darle mil vueltas, porque yo pienso en el presente.

En este sentido, Akasvayu no te parece que podría dar también más de lo que está dando…
Ellos han sufrido muchos cambios. Se han ido Vroman, Drobnjak, Stevenson… no sé realmente por qué, pero ellos han perdido jugadores importantes. Creo que son un equipo muy competitivo. Juegan de una manera muy dinámica, tienen las referencias muy claras y si tenían que estar peleando por otras cotas en la liga, no lo sé, pero hay solamente cuatro o cinco equipos que puedan estar a un nivel muy alto durante toda la temporada. Pero la liga es imprevisible.

¿Tienes la sensación de que el Akasvayu de ahora es más irregular que el de la primera vuelta?
Cuando voy a jugar contra un equipo, mi planteamiento siempre es el mismo. Creo que el otro equipo va a dar el mejor nivel posible. No me planteo situaciones del tipo si son irregulares… yo analizo al otro equipo, veo como juega, qué argumentos tácticos tiene… y me planteo que su planteamiento y rendimiento va a ser el mejor posible en función de las posibilidades que tienen, porque es la única manera de ponernos en una situación realmente competitiva. Me fijo en que tienen una referencia interior muy importante, que los exteriores están rindiendo, como es el caso de San Emeterio o McDonald, que están anotando. Yo me pongo en esa situación. Además, este tipo de victorias son las que necesitan, porque ahora mismo tienen una victoria de diferencia con el noveno y si quieren seguir ahí… tienen que ganar y pelear para que queden en su campo. Por tanto, tras perder en la Copa, en TAU… espero un equipo hipermotivado contra nosotros.

¿Qué es lo que tiene que hacer el Polaris World C.B. Murcia para ganar en Girona?
Lo primero que tenemos que hacer es ser nosotros mismos. Eso es lo más importante, que a la hora de jugar, juguemos con nuestra personalidad y que seamos nosotros mismos. Luego, en el juego, en cuestiones concretas es muy importante controlar varios aspectos del juego, sobre todo el ritmo del partido, el juego interior –que no nos maten como lo hicieron aquí en la primera vuelta- y para eso es muy importante que defensivamente no cedamos los 18 rebotes como contra Bilbao, porque eso es dar muchas segundas opciones de tiro al equipo contrario. Además, no se puede ganar fuera de casa metiendo 60 puntos. No se puede ganar así, por lo que tenemos que incrementar nuestro nivel de anotación por lo menos en una quincena de puntos.

¿Tienes la impresión que a Gasol le quedan tres meses en España?
Es que no tengo ni idea, porque yo esas cosas no me las planteo. Es una pregunta que me pilla por sorpresa. Con el follón que tengo yo con los míos, me voy a estar preocupando con lo que va a hacer Gasol… A día de hoy, yo sí creo que en la liga posiblemente sea uno de los ‘5’ desequilibrantes. Realmente, la evolución que él ha tenido en el último año y medio ha sido espectacular, para mí –en contra de lo que otros piensan- es el jugador joven que más ha evolucionado y ahora es de los interiores más determinantes que podemos tener en la liga.

¿Te preocupa especialmente la defensa a Marc Gasol?
Sí, yo creo que una de nuestras opciones de ganar pasa por ahí. No es la única, porque Gasol también nos hizo aquí 21 puntos y 14 rebotes, y al final, nosotros conseguimos ganar. Indudablemente, tenemos que estar mucho mejor que en la primera vuelta. Pero, no es un tema individual, sino colectivo. Yo creo que en la defensa de un jugador de este calibre es muy importante el juego colectivo, por las ayudas, el como vamos a hacerlo tácticamente. De todas formas, ese equipo no es sólo Gasol, ellos tienen muchos más ingredientes en su cocktail.
fuente

Polaris World C.B. Murcia