17 Febrero 2008

Diego Fajardo fue el más completo de los de Hussein con 8 puntos, 6 rebotes y 15 de valoración


La magia de La Casilla volvió a resurgir para que su representante ACB no notara las ausencias de Recker y Rancik. No en vano, el fortín vasco prosigue sin conocer la derrota de los suyos (diez de sus quince triunfos se han consumado en casa), al tiempo que confirma que la etiqueta de ‘equipo revelación’ se antoja más que merecida. El resultado definitivo, 71-60, no refleja el mal día de los de Hussein en el norte de España.

El cinco inicial casero reunió a Huertas, Banic, Weis, Vázquez y Lewis, mientras la armada visitante alineaba a Thomas, Hunter, Risacher, Roe y Triguero.

El semifinalista copero inauguraba la cita como un auténtico vendaval, tal y como reflejaba el marcador tras los dos primeros minutos: 11-0. Y es que los murcianos tardaron en sumar, aunque gracias a Jimmie Hunter, al que por aquellas tierras aún recuerdan de la 1ª Jornada, el Polaris World pudo ponerse por delante en el minuto 8 (18-20). El primer cuarto finalizaba con el marcador adverso para los de Vidorreta (22-23).

La clave del segundo compás fue la magistral dirección de Javi Salgado, el cual logró que el iurbentia se mostrara compacto en defensa y lúcido y organizado ofensivamente. Fred Weis también resultó un gran escollo para los polaristas, pues el gigante bilbaíno se apoderó de la zona y consecuentemente de los rebotes. Con este panorama, en el que a los locales les salía todo y a los visitantes casi nada, se llegó al descanso con una ventaja del anfitrión de 12 puntos (48-36).

En la reanudación, Salgado continuó atinado junto a Weis, tal y como había sucedido en el acto anterior, pero Marko Banic también llamó a la puerta del acierto (12 puntos y 12 rebotes). De hecho, la renta de Bilbao continuaba incrementándose, alcanzando la máxima a falta de un minuto (61-43), aunque finalizó algo maquillado: 61-46. La defensa de los de Vidorreta fue de nota, ya que el PWM registró una paupérrima aportación de 10 puntos. Y a todo ello se unió la falta técnica señalada a Hussein y la antideportiva cargada a Diego Fajardo, el mejor de los murcianos esta mañana.

Con los deberes hechos, el iurbentia disfrutó los diez últimos minutos. Txus Vidorreta pudo, incluso, dar la alternativa al joven pívot checo Tomas Hampl, ‘remedio casero’ a la baja de Rancik. El choque quedó sentenciado finalmente por 71-60 y un triunfo más, por tanto, al saco del conjunto revelación. Y ya van 15…

El más valorado de los de Hussein fue el pívot tinerfeño Diego Fajardo (15), que en La Casilla materializó 8 puntos y 6 rebotes. En el otro bando, Weis mereció ese honor, pues sumó 22, gracias especialmente a los 13 rebotes que capturó.

Por otro lado, cuatro efectivos de cada armada superaron los diez puntos. En Murcia: Hunter (13), Triguero (11), Thomas (11) y Roe (10), mientras que del contrario fueron Lewis (20), Salgado (17), Huertas (14) y Banic (12).
fuente

Leer la crónica del partido