09 Diciembre 2007




Francisco Javier Guerrero Navarro fue el afortunado seguidor del Polaris World C.B. Murcia al que le cayó el balón lanzado por la mascota del equipo, Vulpi, durante el descanso del choque correspondiente a la 11ª Jornada, en la cual los hombres de Manolo Hussein se enfrentaron con éxito al TAU Cerámica (88-82). De esta forma, obtenía dos tarjetas regalo del programa Thalasso.

Este aficionado polarista, de 37 años y residente en Zarandona, presenciaba el encuentro junto a su hijo Iván, al que cedió el protagonismo en la cancha a la hora del acto protocolario.

El murciano, carpintero de profesión, confiesa estar muy ilusionado con el equipo que le representa en la Liga ACB: “Da gusto verlo este año”. Y, por supuesto, no ha titubeado a la hora de confesar la identidad de la persona con la que disfrutará su premio: su esposa. Por tanto, ambos gozarán del acceso a las piscinas marinas (con chorros, jacuzzis, cascadas, etc.), circuito marino (con saunas, pediluvio, cueva de hielo, piscina de relajación, etc.) y un masaje Thalasia con lodos marinos.
fuente

Polaris World C.B. Murcia