07 Diciembre 2007

El técnico del Polaris World C.B. Murcia espera este domingo “al mejor TAU posible, con un alto nivel de concentración y bastante más peligroso”


¿Qué tal el estado de salud de tus jugadores? ¿Habrá bajas en el próximo encuentro?
Pedro Robles sigue con su rehabilitación y no estará preparado para el partido. El resto, con normalidad.

¿Qué es lo que realmente te preocupa del próximo partido? ¿El rival?
La verdad es que me es indiferente. El TAU no es el equipo que realmente me preocupa. En cada partido tenemos que pensar más en nuestras posibilidades que en las del equipo contrario. Cuando un equipo lleva una buena racha, da la sensación de que viene muy en forma y de que va a ser más difícil. En cambio, cuando un grupo viene perdiendo, se piensa que puede resultar más asequible. Yo no lo veo así. Ellos han perdido tres partidos prácticamente en diez días y no se pueden permitir una derrota más. Espero ver al mejor TAU posible, con un alto nivel de concentración, posiblemente mayor que el que ha tenido en otros partidos y bastante más peligroso.
Me preocupa que estemos bien, que estemos sólidos defensivamente, que pensemos que el reto que tenemos delante es muy difícil, aunque también asequible. Ya hemos visto en ocasiones anteriores que el TAU es ganable; difícil, pero ganable. Lo primero que tenemos que tener claro es qué es lo que hay que hacer para poder vencer el partido y también debemos tener fe en que lo podemos hacer, entre otras cosas porque en nuestro recuerdo tiene que aparecer que se trata de algo que ya hemos hecho anteriormente. Éstas son las cosas que me tienen ocupado con el equipo. El resto, como siempre. Lógicamente estudias al equipo contrario, lo sigues, lo evalúas… Pero, al final, lo que contará es lo que hagamos en la pista.

¿Llegará un momento en el que el Polaris World C.B. Murcia se encuentre tan preparado que sólo tenga que preocuparse por su rival, no por sí mismo?
Por mi forma de ser, va a ser difícil que llegue ese momento, porque en esta profesión se tiende a ser bastante perfeccionista y nunca puedes estar contento, es decir, puedes encontrarte satisfecho, pero no contento. Tienes que buscar la perfección, aunque sabes que no existe. Se trata de una utopía en la que siempre estás metido. De esta manera, conseguirás que, cada día, tu equipo juegue mejor. Quizás lo que me sigue preocupando es intentar sacar el máximo rendimiento del equipo en general, sobre todo en situaciones concretas.
Creo que nuestro ataque es bastante mejorable en todos los aspectos, especialmente en el aspecto acierto. Y recalco esto porque, para mí, hay una gran diferencia entre jugar bien en ataque y tener acierto. Hay muchos momentos en los que nosotros jugamos muy bien, pero no anotamos, y esto es lo que nos ha pasado en las últimas jornadas. Tenemos que conseguir confianza para recuperar porcentajes de tiro.
Además, para ganar a un equipo como el TAU, debemos ser consistentes y solidarios en defensa, no como hicimos en Badalona. Es muy difícil que en un uno contra uno podamos parar a algunos de los jugadores del contrario. Debemos ser un bloque, hay que hacerlo todo a través del esfuerzo colectivo, y para eso es importante la solidaridad, el esfuerzo. Esto es lo que nos tiene ocupados, recuperar esa solidez que antes sí teníamos.

Si perdieseis en vuestra próxima cita, sería la cuarta derrota consecutiva, ¿crees que esto va a resultar negativo para el club?
No me gusta hablar de lo que no ha pasado. En mi cabeza está que vamos a ganar al TAU el domingo. Sí puedo hablar de las dos derrotas anteriores. Perdimos ante el Real Madrid jugando francamente bien. Además, en un tiro tuvimos la oportunidad de jugar la prórroga y, quizás, poder ganar. Por otro lado, perdimos en Badalona jugando terriblemente mal. Entonces, el balance, para mí, es un poco incierto. Sigo con la sensación de que no sé cuál de las dos personalidades es la del equipo.
No obstante, perder contra el Madrid o contra el Juventud es negativo, pero tampoco es para rasgarse las vestiduras. A mí no me parece que sea un balance catastrófico.

¿Cómo ves al TAU?
Últimamente, hay algo que no está funcionando en el TAU. En las últimas jornadas no ha jugado como otros años. Esto nos demuestra que se trata de un equipo muy bueno, pero no invulnerable. Tenemos que salir pensando que podemos competir contra ellos.
Mi abuelo me decía que, para tener paciencia, había que tener tiempo. Y yo tengo todo el tiempo del mundo.
fuente

Polaris World C.B. Murcia