18 Noviembre 2007

A pesar de que el encuentro comenzó muy igualado, el Grupo Begar se impuso en el tercer cuarto y finalizó el choque con 75-67


Durante el encuentro en León jugó un Polaris World C.B. Murcia que mostró sus dos caras. A lo largo de la primera parte llegó a imponerse a su adversario. Sin embargo, en el tercer cuarto el Grupo Begar hizo sufrir a los visitantes, que se mostraron indecisos y fallones. A pesar de ello, hubo momentos del último periodo en los que parecía que los murcianos podrían llegar a darle la vuelta al marcador. Pese a sus esfuerzos, no pudieron luchar contra la buena mano de Bulfoni y el partido terminó 75-67.

Durante el encuentro en León jugó un Polaris World C.B. Murcia que mostró sus dos caras. A lo largo de la primera parte llegó a imponerse a su adversario. Sin embargo, en el tercer cuarto el Grupo Begar hizo sufrir a los visitantes, que se mostraron indecisos y fallones. A pesar de ello, hubo momentos del último periodo en los que parecía que los murcianos podrían llegar a darle la vuelta al marcador. Pese a sus esfuerzos, no pudieron luchar contra la buena mano de Bulfoni y el partido terminó 75-67.

Manolo Hussein una vez más comenzó el partido con el quinteto formado por Chris Thomas, Anton Gavel, Jimmie Hunter, Federico Kammerichs y Juanjo Triguero. Por su parte, Gustavo Aranzana decidió empezar con Carles Marco, Tuki Bulfoni, Heshimu Evans, Kevin Thompson y Rick Hughes.

El cinco inicial leonés comenzó con fuerza, con ataques efectivos y bien culminados. Mientras tanto, los polaristas andaban un tanto despistados, fallando y dejando que su rival anotara casi sin problemas. Sin embargo, cuando más lo necesitaban, un triple de Kammerichs despertó a los suyos. El marcador de los murcianos se estrenaba a 8:04 del final del primer periodo, pero, como ya se sabe, más vale tarde que nunca. Los de Hussein reaccionaron en ataque y, por extensión, también lo hicieron en defensa.

No obstante, aunque se advirtieron momentos de flaqueza en el Grupo Begar León, éstos no se dejaron aplacar y el primer cuarto resultó muy igualado. Ninguno de los dos clubes consiguió alejarse y, finalmente, el marcador terminó 21-20. El argentino del Polaris World C.B. Murcia protagonizó las jugadas más destacadas de su equipo. Resultó ser el hombre del partido durante el primer periodo, con una valoración de 11 después de 7 puntos y 4 rebotes.

El segundo cuarto fue el de la exhibición polarista, ya que los visitantes llegaron a ponerse 10 puntos por delante de su rival. Hussein apostó por Jared Reiner y éste respondió como se esperaba de él cuando se le fichó, es decir, intimidando en la zona, cogiendo rebotes y anotando. De hecho, Aranzana se vio obligado a sacar a Thompon para intentar frenarlo.

Otro que también estuvo muy acertado fue Risacher, que entró por Hunter. Se compenetró con Reiner y entre los dos elaboraron buenas jugadas. Entretanto, Chris Thomas daba una de cal y una de arena, pero, en general, estuvo muy bien en la dirección.

Esta combinación redujo al Grupo Begar León durante algunos minutos en los que le costó mucho llegar a canasta. Sin embargo, Tuki Bulfoni, el gran protagonista del choque, comenzó a despuntar. Se encontraban 27-37, pero cuatro tiros libre errados (dos de Triguero y dos de Fajardo) impidieron que los de Murcia terminara de despegarse. A pesar de que la superioridad polarista era tangible, el intermedio llegó con 34-39.

A la vuelta del descanso los visitantes deshicieron todo el camino que habían andado durante la primera mitad. Se vieron obligados a empezar de cero cuando su oponente los igualó. Manolo Hussein, con Reiner y Triguero en pista, no sabía qué hacer para parar a Hughes, que, aunque parezca imposible, conseguía abrirse camino entre ambos pívots.

Los de Hussein no se encontraban dentro del partido. Estaban nerviosos y despistados y, para colmo, sus balones no entraban. Ante esto, los locales se crecieron y se lucieron, tanto en ataque como en defensa. El parcial final del tercer cuarto, que se convirtió en el talón de Aquiles de los murcianos, quedó 24-9, por tanto, el marcador finalizó 58-48.

A pesar del empeño de los murcianos, durante los últimos 10 minutos no pudieron retener a los locales. Chris Thomas, que jugó prácticamente la totalidad del encuentro, aportó la fluidez que su equipo necesitaba. De hecho, terminó la lucha con una valoración de 20 después de 20 tantos, 4 de ellos en tiros libres, y 2 rebotes defensivos.

A lo largo de los dos últimos minutos del encuentro, los polaristas demostraron que no perdían la esperanza y se esforzaron con todas sus ganas para pillar a su contrincante. No obstante, el escolta Tuki Bulfoni resultó imparable. Finalizó como MVP de su conjunto (30), después de 23 puntos y 10 rebotes. Hubo un momento en el que los murcianos ya no podían hacer nada más que luchar por sumar tantos pensando en el basket average. Al final, no hubo grandes diferencias en el parcial (17-19), pero el marcador se apagó con 75-67.

Manolo Hussein una vez más comenzó el partido con el quinteto formado por Chris Thomas, Anton Gavel, Jimmie Hunter, Federico Kammerichs y Juanjo Triguero. Por su parte, Gustavo Aranzana decidió empezar con Carles Marco, Tuki Bulfoni, Heshimu Evans, Kevin Thompson y Rick Hughes.

El cinco inicial leonés comenzó con fuerza, con ataques efectivos y bien culminados. Mientras tanto, los polaristas andaban un tanto despistados, fallando y dejando que su rival anotara casi sin problemas. Sin embargo, cuando más lo necesitaban, un triple de Kammerichs despertó a los suyos. El marcador de los murcianos se estrenaba a 8:04 del final del primer periodo, pero, como ya se sabe, más vale tarde que nunca. Los de Hussein reaccionaron en ataque y, por extensión, también lo hicieron en defensa.

No obstante, aunque se advirtieron momentos de flaqueza en el Grupo Begar León, éstos no se dejaron aplacar y el primer cuarto resultó muy igualado. Ninguno de los dos clubes consiguió alejarse y, finalmente, el marcador terminó 21-20. El argentino del Polaris World C.B. Murcia protagonizó las jugadas más destacadas de su equipo. Resultó ser el hombre del partido durante el primer periodo, con una valoración de 11 después de 7 puntos y 4 rebotes.

El segundo cuarto fue el de la exhibición polarista, ya que los visitantes llegaron a ponerse 10 puntos por delante de su rival. Hussein apostó por Jared Reiner y éste respondió como se esperaba de él cuando se le fichó, es decir, intimidando en la zona, cogiendo rebotes y anotando. De hecho, Aranzana se vio obligado a sacar a Thompon para intentar frenarlo.

Otro que también estuvo muy acertado fue Risacher, que entró por Hunter. Se compenetró con Reiner y entre los dos elaboraron buenas jugadas. Entretanto, Chris Thomas daba una de cal y una de arena, pero, en general, estuvo muy bien en la dirección.

Esta combinación redujo al Grupo Begar León durante algunos minutos en los que le costó mucho llegar a canasta. Sin embargo, Tuki Bulfoni, el gran protagonista del choque, comenzó a despuntar. Se encontraban 27-37, pero cuatro tiros libre errados (dos de Triguero y dos de Fajardo) impidieron que los de Murcia terminara de despegarse. A pesar de que la superioridad polarista era tangible, el intermedio llegó con 34-39.

A la vuelta del descanso los visitantes deshicieron todo el camino que habían andado durante la primera mitad. Se vieron obligados a empezar de cero cuando su oponente los igualó. Manolo Hussein, con Reiner y Triguero en pista, no sabía qué hacer para parar a Hughes, que, aunque parezca imposible, conseguía abrirse camino entre ambos pívots.

Los de Hussein no se encontraban dentro del partido. Estaban nerviosos y despistados y, para colmo, sus balones no entraban. Ante esto, los locales se crecieron y se lucieron, tanto en ataque como en defensa. El parcial final del tercer cuarto, que se convirtió en el talón de Aquiles de los murcianos, quedó 24-9, por tanto, el marcador finalizó 58-48.

A pesar del empeño de los murcianos, durante los últimos 10 minutos no pudieron retener a los locales. Chris Thomas, que jugó prácticamente la totalidad del encuentro, aportó la fluidez que su equipo necesitaba. De hecho, terminó la lucha con una valoración de 20 después de 20 tantos, 4 de ellos en tiros libres, y 2 rebotes defensivos.

A lo largo de los dos últimos minutos del encuentro, los polaristas demostraron que no perdían la esperanza y se esforzaron con todas sus ganas para pillar a su contrincante. No obstante, el escolta Tuki Bulfoni resultó imparable. Finalizó como MVP de su conjunto (30), después de 23 puntos y 10 rebotes. Hubo un momento en el que los murcianos ya no podían hacer nada más que luchar por sumar tantos pensando en el basket average. Al final, no hubo grandes diferencias en el parcial (17-19), pero el marcador se apagó con 75-67.
fuente

Leer la crónica del partido