02 Noviembre 2007

El técnico del Polaris World C.B. Murcia cree que su próximo rival “es un equipo netamente ofensivo”


Manolo, ¿Partido especialmente difícil ante Akasvayu?
No, no es especialmente difícil, es igual de complicado que todos los demás. No creo que sea muy diferente al resto. Está claro que jugamos ante un equipo que está en un buen momento de juego –es colíder de la competición- y lógicamente, el estado de forma del otro equipo es lo que puede hacer que el partido a priori parezca más complicado, pero también a día de hoy más que las virtudes del equipo contrario, quizás lo que más preocupa son los defectos que estamos mostrando nosotros en algún momento.

¿Hay demasiados defectos?
No, los justos. No es que sean demasiados, sino defectos que son producto en muchas ocasiones de inexperiencia, de en muchos momentos no saber jugar con una diferencia en el marcador y no aguantar la tensión. Son defectos lógicos en un equipo que posiblemente no ha alcanzado el grado de maduración y la personalidad que debía tener. Esto es consecuencia muchas veces de la falta de conocimiento que existe entre nosotros, porque es un equipo realmente nuevo en muchos sentidos.

Precisamente, algunos jugadores achacan la irregularidad del equipo a la adaptación a la que han tenido que someterse en varios sentidos (competición, equipo…)…
Sí, a veces para ello lo que hay que tener es tiempo; lo único que pasa es que la competición avanza. Entiendo perfectamente la explicación, pero no nos vale. Una vez que estamos compitiendo no nos vale, porque el baloncesto es baloncesto y es en todos los sitios igual. Es cierto que hay un grupo de jugadores que se estrenan en esta competición e indudablemente hay etapas que no se pueden quemar. El tiempo, el conocimiento, el asumir los roles, el intentar aprender de los errores… convierte las individualidades en un equipo. Nosotros estamos en ese proceso; un proceso que tenemos que acelerar porque en medio se van dejando algunas victorias y algunas derrotas. Hay que intentar que ese período que aún nos queda sea lo más corto posible y sobre todo, no utilizarlo como excusa.

Pero… ¿a qué achacas la gran diferencia del equipo cuando juega en casa y cuando se desplaza?

En casa está claro que hay un componente anímico, tienes a todo el mundo ahí apoyándote y da la sensación de que ese sentimiento, responsabilidad y motivación no son las mismas. También creo que es algo de personalidad, porque si tú crees en tu personalidad, ésta será igual aquí que en Pekín, porque tú tienes personalidad y la desarrollas donde quiera que vayas. Yo creo que nos falta… nos falta adquirirla y nos falta saber quienes somos, para quién jugamos y porqué jugamos una cosa determinada y luego, nos falta en esos momentos sufrir y tener capacidad para ello.
Nosotros tenemos que ser realistas para actuar y adaptarnos al partido. Eso no lo estamos sabiendo hacer y lógicamente, el mayor responsable de eso soy yo, que no he encontrado la llave para abrir esa puerta.

Akasvayu ha ganado cuatro de los cinco partidos que ha disputado, pero también es cierto que la mayoría al límite…
Sí, es un equipo que va ganando y lo importante no es si tú caminas al borde del abismo o no, lo importante es que al final ellos consiguen ganar. Bajo mi punto de vista, ellos mantienen una base muy sólida con respecto al año pasado y es una base que les está dando muchísimo resultado.
Luego, es un equipo que tiene una clara filosofía de juego, con un carácter muy ofensivo. Si miras sus números, ves que es el segundo equipo más valorado en la liga con casi un 94 de valoración; eso es una auténtica salvajada. Lo que quiere decir que todo el mundo suma, que todo el mundo hace cosas positivas para el equipo. Es un equipo netamente ofensivo y que tiene una buena defensa porque son muy agresivos.
A partir de esto, a nosotros se nos planteaba una disyuntiva: ¿Qué partido queremos jugar contra Gerona? Un partido de 85 puntos -porque tienen esa media- o queremos jugar otro partido. Si jugamos el de 85 no ganaremos, lo digo desde ahora, porque no estamos en disposición a día de hoy de pasar de 70 a 85 porque sí. Todavía el equipo no tiene ese estado de forma para llegar a esas anotaciones tan altas. Si miras nuestros porcentajes, son los que son y por eso, tenemos que jugar otro tipo de partido.
Si Gerona impone su ritmo –que es muy alto e intenso-, con diez y once jugadores de un grandísimo nivel, el partido será complicado para nosotros.

¿Qué te parece como equipo el Akasvayu?
Pienso que tienen un gran equipo, con jugadores en todas las posiciones. Los dos bases se complementan muy bien, tienen cuatro aleros muy buenos… yo creo que son un bloque y si están arriba en la clasificación como colíderes es porque son un bloque.
Marc Gasol está haciendo una gran temporada y está siendo la primera referencia ofensiva en el interior. Ofensivamente también está muy bien, pero bueno… hay que buscar una manera, no podemos lamentarnos.
La verdad que también tienen un equipo con mucho impacto visual, ya que por nombre y rendimiento son un grandísimo conjunto.
fuente

Polaris World C.B. Murcia