03 Septiembre 2004




Los Juegos Olímpicos han puesto de moda los triples. Las exhibiciones de Lituania o Italia tienen continuidad en el baloncesto europeo y concretamente en la ACB, donde se aprecia un crecimiento paulatino del número de intentos por partido. Tener un buen porcentaje es también decisivo: en un 68,4% de los encuentros ACB de la pasada temporada, el equipo más
eficaz en el triple se ha llevado la victoria. Además, 12 de los 18 equipos obtuvieron una mejor recompensa en los tiros de tres que en los de dos
Los triples están de moda. La ofuscación estadounidense en el tiro, el desacierto español y la exhibición de Lituania e Italia en las rondas finales de los Juegos Olímpicos han centrado la atención sobre los lanzamientos desde más allá de 6,25 metros.



Desde la instauración en 1984 en el baloncesto internacional del tiro de tres puntos, éste ha ido cobrando importancia y protagonismo en el juego de los equipos. Año tras año crece el número de intentos por partido y el porcentaje de acierto resulta
decisivo en el resultado de partidos, de campeonatos.



Concretamente, el 68,4% de los partidos ACB de la temporada 2003-04 tuvieron como ganador al equipo que obtuvo un mejor porcentaje de acierto en el encuentro. Incluso había equipos, como el subcampeón Adecco Estudiantes, en los que el
porcentaje en los tiros de tres resultaba totalmente diferencial: para los colegiales un 45% suponía una victoria casi segura, pero con menos de un 25%, era casi imposible.



La eclosión de pívots tiradores y la llegada a la ACB de grandes lanzadores han hecho que los equipos se prodiguen mucho más en el tiro ahora que hace cuatro temporadas. De hecho, se ha aumentado de 15,7 a 18,9 intentos por equipo y encuentro, aumentando también ligeramente el porcentaje de acierto. Por promedio, los conjuntos ACB anotan ahora cuatro puntos más por encuentro desde más allá de 6,25 metros de lo que hacían hacían hace tan sólo cuatro temporadas.



Como se vio en los Juegos Olímpicos, hay equipos que basan buena parte de su juego en el tiro exterior. Lo hecho por Lituania o Italia viene a ser un reflejo algo exagerado de lo que sucede en sus campeonatos nacionales, donde los clubes se prodigan mucho en el tiro exterior, definitivamente más que en la ACB. En la liga báltica se intentan 20,2 triples por partido, por 21,6 en
Italia.



¿Mejor de tres que de dos?


Matemáticamente, un 33% de acierto en triples es lo mismo que un 50% en tiros de dos. Es decir, que anotar 15/45 triples (45 puntos) es más rentable que 22/45 tiros de dos (44 puntos). Es evidente. Lo que no lo es tanto es que la gran mayoría de equipos suman con mejor porcentaje comparativo desde más allá de 6,25 metros.



La pasada temporada ACB nada menos que 12 de los 18 equipos tuvieron un acierto mayor (matemáticas mediante) en el triple que de dos. Lógicamente los 18 conjuntos anotaron con mejor porcentaje de dos, pero teniendo en cuenta que los puntos que concede cada lanzamiento, comparativamente resultaron más valiosos sus porcentajes en el triple.



Sorprende que de los seis equipos que no supieron sacar provecho al triple cuatro fuesen los que más apuros pasaron a lo largo de la temporada: Etosa Alicante, Plus Pujol Lleida y los descendidos Polaris World Murcia y Jabones Pardo Fuenlabrada. Los otros dos equipos afectados por esta situación fueron Unelco Tenerife y Adecco Estudiantes, si bien en su caso la diferencia entre unos lanzamientos y otros fue escasísima.



Resumiendo, para la mayoría de los equipos porcentualmente es más rentable tirar de tres que de dos, pero ninguno llega a acercarse siquiera a este extremo; el que más, prácticamente lanza el doble de dos que triples. Sin embargo, las estadísticas
también demuestran que lanzar mucho de tres tampoco garantiza nada: el exceso de intentos hace descender los porcenajes y merma las posibilidades de victoria.
fuente

ACB.com