19 Octubre 2007

Según el técnico del Polaris World C.B. Murcia, lo que hay que mejorar “es el rendimiento”


Manolo, tras llegar a Murcia después de cosechar dos derrotas. ¿Cuál es la valoración del paso por Andalucía?
Bueno, el partido contra Granada fue un partido en el que durante 32’ dominamos nosotros y quizás mostramos mucho descontrol en los últimos minutos. Teníamos el partido encaminado y al final ante la presión defensiva de Granada y nuestros errores acabamos perdiendo. El de Unicaja yo creo que fue diferente, porque aquel día desde el comienzo del partido no tuvimos ninguna posibilidad. No tiene que afectarnos las dos derrotas o concretamente la de Granada. Unicaja nos ganó simple y llanamente porque jugó mejor que nosotros y porque es mejor equipo que nosotros. Por ello, no hay que pensar que la derrota de Málaga tiene algo que ver.

¿Has visto ya los vídeos de ambos partidos fuera?
El vídeo de Granada lo vi la misma noche, por eso lo veo ya muy lejano. El de Málaga ya lo he visto y la conclusión más inmediata que sacamos es que por un lado, es muy complicado hacer frente a un equipo como Unicaja si tú defensivamente no estás sólido en la defensa del 1c1, porque si no estás sólido ahí ni en el rebote defensivo, es muy difícil poder defender. Tú no puedes tener una defensa donde cada vez seas vulnerable en el 1c1, porque no hay defensa posible en baloncesto capaz de tapar eso. En este sentido, nuestra defensa del 1c1 fue en general bastante mala y creo que nuestro rebote defensivo como consecuencia también lo fue. El segundo problema evidente es que no podemos jugar al ritmo que Unicaja te propone, es decir, si Unicaja te propone jugar en quinta, no puedes jugar contra ellos en quinta, porque físicamente ellos son los que son y porque es su ritmo de juego. Por tanto, hubo momentos del partido, sobre todo al empezar, que intentamos jugar de la misma manera que juega Unicaja y la consecuencia de ello fueron tiros rápidos y precipitados, que fueron aprovechados por Unicaja para correr.

¿Cómo está Diego Fajardo?
No jugó el partido de Unicaja porque el día anterior recibió un golpe en el riñón durante el entrenamiento y estuvo sangrando al orinar. Allí se le llevó a observación y le recomendaron reposo entre 24 y 48 horas por precaución. Ayer le hicieron pruebas aquí y está todo bien, por lo que se irá incorporando poco a poco al entrenamiento y ya se verá si puede llegar al partido.

¿Qué te pareció ayer el Estudiantes ante el Real Madrid?
Bueno, lo veo en la línea de lo que es Estudiantes, es decir, un equipo con un ritmo siempre elevado de juego, con posesiones siempre muy cortas, jugando siempre muy dinámico, con mucho ritmo en todo lo que hacen, gran dominio del rebote –sobre todo cuando Pietrus está en la pista-, un juego basado en muchas ocasiones con sus aleros altos en el poste-bajo -tipo Carlos Suárez- y sobre todo un equipo atrás bastante intenso.

¿Consideras que hay que cambiar algo en el juego de tu equipo?
No, no creo que haya nada que cambiar. Nosotros seguiremos jugando con nuestra personalidad, lo que hay que cambiar es el rendimiento. No creo que tengamos que cambiar ninguna concepción del juego, porque nuestro equipo ya tiene su personalidad y su manera de jugar. Las derrotas no te pueden alterar eso.

¿Crees que se puede hablar de irregularidad en tus jugadores, a excepción de Juanjo Triguero?
Yo creo que es así, porque el rendimiento del equipo se basa en el rendimiento de los jugadores. Cuando hay irregularidad en 5-6 jugadores es normal que esto ocurra. De todas formas, yo creo que esto se ha visto más contra Unicaja, porque considero que contra Granada – en líneas generales- no jugamos un mal partido. Al final lo perdimos, aunque si no hubiera sido así, ahora estaríamos hablando de otra historia, porque no se lee igual un 2-1 que un 1-2… este pequeño detalle cambia el análisis de la situación. Estamos empezando y lo difícil en estos momentos es la regularidad. Hay pocos equipos que la están alcanzando, algo que se nos escapa cuando tenemos siete caras nuevas y algunos han estado ausentes por motivos que ya todos conocemos.
fuente

Polaris World C.B. Murcia