21 Septiembre 2007

En los cuatro encuentros de pretemporada del Polaris World C.B. Murcia, el norteamericano ha sorprendido gratamente a la afición polarista.


El base estadounidense Chris Thomas lleva ya algo más de un mes en tierras murcianas. Esta estrella de 25 años, prácticamente desconocida por los españoles, ha sorprendido gratamente a la afición con su forma de dirigir el juego y, sobre todo, con su gran capacidad anotadora. No obstante, el número 13 del Polaris World C. B. Murcia asegura que aún le queda mucho por aportar al equipo y augura que el conjunto murciano va a obtener grandes resultados en esta temporada 2007-2008.

El próximo sábado os enfrentaréis al conjunto ruso Spartak Primorie Vladivostok, y con este encuentro ya habréis superado cinco de los ocho partidos de pretemporada. Hasta ahora has jugado tanto en Molina, como en Alicante, Yecla y Murcia, con lo cual ya has podido familiarizarte con tu nuevo equipo. ¿Cómo lo ves?
Me gusta mucho el equipo. Hay una gran cantidad de jugadores con experiencia y tiene muy buenos entrenadores.

Hasta ahora, el Menorca ha sido el único equipo ACB al que os habéis enfrentado, ¿consideras ese encuentro como un referente?
Desde luego. Creo que cada partido tiene que ser un referente para nosotros y, a la vez, nos tiene que servir para mejorar. Todas las ocasiones de jugar que se nos presentan son buenas para el equipo. El encuentro con el Menorca fue una gran oportunidad para ver hasta dónde podemos llegar, cuánto podemos dar de nosotros mismos.

Has tenido una gran participación en la mayoría de los partidos disputados. ¿Cómo te has visto? ¿Crees que has hecho un buen trabajo, o Chris Thomas puede seguir sorprendiéndonos?
Estoy contento porque, en este sistema, los bases tenemos muchas oportunidades. Creo que a veces he jugado bien y otras mal. Sé que puedo a hacerlo mucho mejor, y, de hecho, voy a darlo todo. Creo que el lugar que ocupo dentro del equipo va a mejorar y, evidentemente, mi juego también ganará espectacularidad.

¿Qué tal te llevas con el entrenador, Manolo Hussein?
Tenemos una buena relación y resulta muy fácil hablar con él. Lo primero que me dijo es que lo más importante es que exista comunicación entre el entrenador y el base, y realmente esa es la clave, es lo más importante, ya que mi posición me obliga a dirigir el juego del equipo. Realmente confío mucho en el sistema de Hussein, y, a su vez, él confía mucho en mí.

Has jugado en la liga griega y en la polaca, por tanto ya conocías bien Europa antes de llegar a España. ¿Qué diferencia a nuestro país del resto de lugares europeos en los que habías residido?
La liga griega era dura cuando estaba allí y la polaca también es una buena competición, pero la liga española es, con diferencia, la mejor en la que he jugado. Tenéis profesionales más altos, más fuertes y más rápidos, y ese es el tipo de compañeros con los que estoy acostumbrado a jugar desde la universidad. Creo que mi juego es mucho mejor si hay buenos baloncestistas a mi alrededor. Realmente me gusta la liga española, los entrenadores y el idioma. Con suerte, me quedaré aquí mucho tiempo.

Entonces, ¿estás más cómodo en España?
Sí, desde luego. En el baloncesto español entra más en juego la inteligencia, y también es más popular. Hay más energía y eso me encanta, sentir la fuerza de la afición.

¿Y cómo te encuentras en Murcia? ¿La imaginabas así?
No sabía qué imaginar, porque nunca antes había estado en España, así que, cuando llegué a Murcia, me llevé una grata sorpresa. Me gusta mucho la ciudad, el barrio en el que vivo, los restaurantes, la gente, la vida nocturna… Aquí siempre hay vida, a cualquier hora. En Polonia estaba en un buen equipo, pero, cuando se terminaban los entrenamientos, a las 9 de la noche, ya no había nada que hacer. A mi me gusta salir, comprar, me encanta la moda, y por todo ello estoy muy contento de vivir en España, y especialmente en Murcia.

Tienes más vida social, ¿no?
¡Claro! Y para mí es muy importante conocer gente y relacionarme.

¿Con qué compañeros has conectado mejor?
Obviamente con los dos americanos. Ya nos conocíamos, y ha sido realmente bueno reencontrarnos en un mismo equipo. Anton Gavel es quien más me ha ayudado. Como ya llevaba un año aquí me ha mostrado la ciudad y ha sabido guiarme tanto dentro del equipo como con Manolo (Hussein) y su sistema.
Oscar (García) y Diego (Fajardo) hablan estupendamente el inglés, y otros chicos que no lo dominan tan bien realmente se esfuerzan mucho para que nos entendamos. Eso realmente es importante. Nuestro equipo está muy unido y, cuando estamos en el hotel, todos lo pasamos bien, ninguno de nosotros se siente incómodo. En el vestuario hay muy buen ambiente, muy calmado, algo fundamental para un equipo.

Por último, ahora que tienes la oportunidad de dirigirte a los aficionados, ¿qué les dirías para que se abonaran al club?
Creo que deberían hacerse socios del equipo porque es un año distinto, con jugadores distintos y un equipo distinto. Tenemos grandes expectativas. Queremos jugar para la gente, y queremos que la gente venga a nosotros, que los fans estén a nuestro lado. Venimos aquí cada día sabiendo que, cuando llegue el partido del domingo, tendremos que dar el cien por cien, por nuestros seguidores. Realmente, la afición es una parte de nosotros. Fans y jugadores formamos un equipo unido.
fuente

Polaris World C.B. Murcia