06 Septiembre 2007

Después de tres semanas rindiendo al mismo nivel que sus compañeros, el escolta del Polaris World C.B. Murcia, Pedro Robles, valora su vuelta al terreno de juego tras la fractura de peroné que sufrió la temporada pasada


Compromiso. Ésta es la palabra más acertada para definir el ímpetu y la fuerza de voluntad del jugador Pedro Robles. En el último tramo del ejercicio 2006-2007, el escolta madrileño causó baja por lesión, debido a una fractura de peroné que sufrió en Bilbao (27ª J). A continuación, el Polaris World salvó la categoría y su renovación no se hizo esperar.

En estos momentos, convive con sus compañeros en el Hotel Nelva, que ha sido el lugar escogido por Hussein para optimizar la pretemporada de los suyos. “Sólo falta Kammerichs, pero ya se nota un gran ambiente gracias al excelente grupo que se ha reunido”, subraya Robles, al tiempo que habla de su situación personal: “Me encuentro muy bien y casi no me ha molestado la lesión. Sólo sentí alguna molestia al principio, aunque creo que es lo normal”.

A partir de la próxima semana, el primer equipo polarista emprenderá la gira de amistosos que ha concretado (ocho partidos en total) y que comenzará frente al Ciudad Torrealta de la novedosa LEB Bronce, el lunes 10 de septiembre a partir de las 19:00 horas en el remodelado Pabellón Serrerías de Molina de Segura. “Estamos deseando jugar, porque después de tres semanas de pretemporada ya hay ganas de ensayar lo que vendrá después en la liga. Además, creo que nos vamos a conjuntar muy bien, porque estamos entrenando duro y a buen ritmo”, expone el escolta polarista.

Sobre su papel en el Polaris World 2007-2008, lo tiene claro: “Lo que el entrenador me pida en cada momento”. “Yo voy a dar el 100% para ayudar al equipo y espero que Manolo (Hussein) me necesite tanto o más que el año pasado, porque eso significará que cuenta conmigo”, remarca.

Por otro lado, Pedro Robles espera un Palacio de Deportes como el que recuerda precisamente cuando estaba al margen por su lesión: “Para un jugador es muy importante el apoyo de la grada, porque te aporta un plus de compromiso que en condiciones normales se refleja en la pista. Además, creo que la gente disfrutó con las últimas jornadas en las que nos jugábamos la permanencia y por ello, deberían repetir”. “Estoy convencido que no se arrepentirán”, finaliza.
fuente

Polaris World C.B. Murcia