09 Diciembre 2004




Fuenlabrada fue demasiado para nuestro equipo, demostrando que
es el favorito para el ascenso y que su liderato no de flor de un día.



El inicio no fue demasiado esperanzador, pero cuando ajustamos la zona, se apretó el marcador, hasta que el pivot fuenlabreño Tom Wideman comenzó a imponer su ley en la pintura.
La salida de Pedro Sala (15 puntos) sirvió del revulsivo para llegar al descanso con un tanteo de 39-37 que auguraba una reñida segunda parte.



Pero no fue así, ya que los pivots rivales volvieron locos a los nuestros, y el tiro exterior murciano no funcionó. Sólo el incombustible Quique Bárcenas apoyó a Perico en ataque.



El último cuarto se cerró con la eliminación de Eric y una técnica a Iván.
La clasificación para la Copa Príncipe se complica para los murcianos tras esta dolorosa derrota.



fuente

Más información del partido