11 Mayo 2007

El entrenador del Polaris World Murcia compareció esta mañana ante los medios de comunicación para analizar el encuentro de mañana ante ViveMenorca


Manolo, ¿Cómo afrontas las últimas horas previas a un partido tan importante?
En realidad, tranquilo, yo estoy bastante tranquilo, imagino que hay una cierta tensión, cierto nerviosismo, es posible que exista, por impaciencia, no por otra cosa. Llevamos ya prácticamente 15 días sin competir desde el último partido contra Alicante y estas dos semanas imagino que se nos han hecho un poco largas… hay impaciencia porque llegue el partido. Pero tranquilidad, no es un momento para ponerse nerviosos, es momento para enfocar con tranquilidad, sabiendo que es el partido más importante de la temporada sin lugar a dudas, pero al fin y al cabo es un partido de baloncesto. La rutina y hábitos son los mismos de otros partidos, lo que cambia es el estado mental de motivación, incluso el estado de ansiedad es diferente por la importancia del partido.

Es una pena este final de infarto, teniendo en cuenta la temporada que estaba haciendo el equipo, ¿no?
Si lo es, pero cuando te dedicas al deporte, sobre todo al baloncesto, sabes que la diferencia entre el éxito y el fracaso es un segundo. La lectura que se hace de un partido que ganas de uno o pierdes de uno… es absolutamente diferente. Tenemos que ser conscientes de que nos lo jugamos todo en un momento determinado, en cuarenta minutos prácticamente el trabajo de todo un año, pero cuando te dedicas a esto tienes que caminar al borde del abismo. Un día estás pegado a la alegría y otro estás pegado a la tristeza. Esto es el deporte, yo lo asumo como parte de mi trabajo. En este caso lo que va a pasar es que vamos a ganar y vamos a quedarnos. En los últimos 7 u 8 partidos, las lesiones nos han matado. No hemos bajado el nivel, han sido las lesiones, pero eso ya no cuenta. Estamos en esta situación y no tenemos otra opción que ganar.

¿Cómo es este Menorca?
Es un equipo duro mentalmente, se agarra a los partidos, no se va, no es fácil echarlos del partido. Lleva mucho tiempo en esta situación, todo el mundo está en una línea muy buena. Todos los jugadores se ponen al servicio del equipo y eso es difícil encontrarlo. Por ahí han encontrado su mejora, han aceptado el rol del entrenador y se han puesto al servicio del equipo. No tienen ninguna estrella, dominan el rebote ofensivo muy bien, los contraataques, así se encuentran cómodos. Tienen dinámicas de rachas de tres y se meten en el partido. En general son un equipo disciplinado, con ataques largos, tienen muchas cosas buenas. Tuvieron un comienzo malo, pero ahora han hecho una buena segunda vuelta. En la primera estaban cuestionados jugadores como Moss, pero ahora es la referencia del equipo, en la última jornada ha sido MVP incluso… Nosotros en casa también estamos jugando muy bien, hemos ganado a Valladolid y Alicante. Nos encontramos dos equipos diferentes en cuanto a dinámica, pero son 40 minutos donde puede pasar cualquier cosa. No cuenta lo hecho antes, si están jugando bien tendrán que venir aquí, jugar bien y ganarnos y nosotros, estamos jugando bien en casa.

¿Te preocupa el partido que se disputará en Gran Canaria?
No, normalmente yo funciono de la siguiente forma: a nivel personal y profesional sólo me ocupo de lo que depende de mí. Como esto es algo que no lo puedo controlar, no me preocupa. Nosotros dependemos de nosotros. Tenemos que ganar y no me preocupa lo que haga el Etosa en Canarias. No es mi problema, sólo lo será si al final del partido hemos perdido. Entonces empezaré a pensar, pero no me preocupa. Lo determinante será si en nuestro entorno pensamos que dependemos de Canarias. No esperamos a que nadie nos haga un favor, porque Alicante puede ganar en Canarias perfectamente.

¿Qué tal Marcus Fizer?
Vamos a ver si está para el partido, él empezó a entrenar antes de ayer. Yo espero que sí. Yo juego con los que están. Cuando no tienes otra opción, no puedes barajarlas. Se incorporó el miércoles y es un partido de roces. Tenemos que ser precavidos. Vamos a ver en qué condiciones está. Si está va a jugar. Habrá que tener en cuenta su estado físico, necesita dosificar los esfuerzos, entrenó pero no completamente y la realidad es que no ha tenido continuidad.

¿Es importante marcar el ritmo del partido?
Será clave la velocidad, la experiencia en estos partidos. No son buenos estos partidos, porque hay ansiedad y la precisión disminuye. No nos puede faltar el sentido común por el ritmo al que queremos jugar para saber qué ritmo queremos darle al partido, cuál es el control de la defensa, acierto… hay muchas maneras de jugar.

¿Quién será el descarte comunitario esta semana?
No lo sé todavía. Ahora lo veré cuando acabe el entrenamiento. Quiero hablarlo primero con ellos.

¿Va a haber algún tipo de celebración especial?
¿Te parece poca celebración ganarlo?… No, no hay nada, nosotros habremos cumplido nuestro objetivo, pero ya me encargaré personalmente yo de celebrarlo.

¿Cómo te han ido este tipo de partidos anteriormente?
Unas veces bien y otras mal. Pero, ahora mismo los protagonistas son los jugadores. Hay que intentar reducir su ansiedad.

¿Y cómo ves a tus jugadores?
Depende de la personalidad de cada uno, pero los veo tranquilos, concentrados, ansiosos, esperando el momento, pensando en lo que va a ocurrir, más que en el entrenamiento. Eso ha ocurrido en algún momento, pero somos un equipo de veteranos, que han jugado muchos partidos y han pasado por estas situaciones. Los jugadores jóvenes tienen que apoyarse en ellos en esta clase de partidos.

¿Es un handicap que Polaris World nunca haya estado en esta situación límite?
Puede que sí, ellos han estado ahí desde la primera jornada. Nosotros no hemos tenido tensión, hemos estado en una situación cómoda, pero ha cambiado en las últimas jornadas. Ellos todo el año con tensión; para ellos cada partido es una final, para nosotros no. El equipo ha reaccionado bien en los últimos partidos, hemos sido profesionales y tenemos que estar preparados para cualquier cosa. Si el resto del mundo está nervioso, nosotros no.

¿Tu futuro está ligado a lo que pase mañana?
A mí mi futuro no me importa en lo más mínimo. No es momento de pensar individualmente. Hay que estar motivando, hay que estar en el ahora. Lo importante es dónde esté el club y el equipo dentro de 48 horas. No he pensado en ello, me gusta vivir al día.
fuente

Polaris World C.B. Murcia