29 Diciembre 2006

Marcus Fizer nos enseña el aspecto tradicional de la Navidad mostrándonos su faceta más solidaria.


El jugador del Polaris World CB Murcia, Marcus Fizer, quiso ayer estar con los más necesitados y visitó a seis familias de uno de las zonas más deprimidas económicamente de la localidad murciana de Espinardo, la conocida como “Casas baratas”.

Marcus no quiso perder esta oportunidad de ser solidario con los más desfavorecidos y tras informarse a través de las Hermanas de la Caridad de Espinardo de las familias con carencias más apremiantes, les llevó no sólo alimentos y productos de primera necesidad, sino también otras cosas necesarias para su vida cotidiana, pero que por su falta de recursos económicos les resultaba muy difícil de obtener, como los uniformes del colegio de los cuatro hijos de la familia Moreno (incluidos leotardos, zapatos, chaquetas…) que a estas alturas del curso aún no habían podido conseguir; así como pañales y otros artículos de bebé necesarios para familias con niños pequeños.

Al mismo tiempo, a los niños se les llevaron algunos de los juguetes obtenidos con la Campaña de “Encesta su juguete” promovida por la ACB y la empresa de juguetes “Famosa”. La semana que viene, y gracias a la gran cantidad de juguetes obtenidos mediante esta acción, se seguirán realizando actos en otros lugares; como sucederá el próximo 3 de Enero en el Hospital de la Arrixaca de Murcia, al que asistirá el equipo al completo para ser los “Reyes Magos” de los niños hospitalizados en estos días navideños.

Marcus Fizer, a pesar de las dificultades del idioma, estuvo en todo momento muy afectuoso con todas las familias, y sobre todo con los niños, con los que estuvo jugando y tratando de charlar con su, cada vez más fluido, español. El americano se mostró impresionado por la alegría que reinaba en muchas de las casas a pesar de vivir en situaciones muy precarias y declaró que “(…) es una oportunidad poder ayudar a los que lo necesitan; no es generosidad, sino un deber; ayudar a los que no tienen muchas oportunidades es necesario; me gustaría seguir colaborando con estas gentes no sólo en Navidad, sino todo el año y seguro que así será”.

Ayer Marcus Fizer nos dio una valiosa lección: la Navidad no es sólo una fiesta, sino que es tiempo de mostrar un espíritu generoso y solidario.
fuente

María Mouliaà, Polaris World C.B. Murcia