07 Noviembre 2004




El Fuenlabrada, rival directo del Polaris para el ascenso hacia la división de honor, ha vuelto a imponerse en su fortín, y su victima esta vez ha sido el Algeciras. Aunque no ha sido una victoria cómoda para los hombres de Luis Casimiro.



El equipo madrileño jugó todo el partido con una renta suficiente para no andar preocupados, pero en el cuarto periodo Algeciras se creció y sin dar por perdido el partido, remontó hasta colocarse con posibilidades de dar el susto a los fuenlabreños.
fuente

Mundo Deportivo