18 Agosto 2006

El técnico del Polaris World Murcia analiza la pretemporada y la plantilla que se ha conformado


Manolo, vuelta al trabajo tras unos merecidos meses de descanso… Cuéntanos el planning previsto para la pretemporada…
En principio, hemos dividido la pretemporada en diversas fases y una de las primeras es una introducción al acondicionamiento físico, trabajando la resistencia y la adaptabilidad del jugador al esfuerzo físico típico del baloncesto.

Vamos a estar una semana concentrados, donde las sesiones van a ser dobles, unas serán de musculación y otras de carácter más general. Luego nos meteremos más con el trabajo técnico.

Esta primera fase de la pretemporada durará aproximadamente una semana, luego entraremos en una segunda fase donde ya el cambio y el volumen de trabajo irá variando un poco, donde aunque la preponderancia sea física, daremos paso ya a los conceptos de baloncesto, sobre todo defensivos.

La tercera fase coincidirá con el comienzo de los amistosos de pretemporada, en los que intentaremos conjuntarnos lo mejor posible para llegar correctamente al inicio de temporada.

Actualmente, la plantilla está compuesta por nueve jugadores. ¿Cuál es tu valoración sobre el bloque que se está terminando de reunir?
Mi valoración es positiva, sobre todo porque siempre se ha contado con mi beneplácito, tanto para continuar con los jugadores que estaban desde el año pasado, como para incorporar a los que se ha fichado. Creo que, dentro de nuestras posibilidades económicas y nuestra disponibilidad, hemos hecho movimientos buenos e inteligentes por nuestra parte. Creo que hay jugadores contrastados y también hay una mezcla de juventud, que hasta cierto punto es desconocida para el gran público, pero que tienen una trayectoria importante. Por tanto, estoy muy satisfecho con el bloque que se ha hecho.

Cinco jugadores de la campaña anterior y cuatro incorporaciones hasta ahora. ¿Qué se está buscando para completar el plantel murciano?
Pues estamos buscando todavía alguien que ocupe dos posiciones importantes, como son la de base y la del ‘4’ del equipo, que posiblemente este jugador sea el otro extracomunitario de la plantilla, y por último también pensamos en completar la ficha número 12 que será cubierta por otro jugador interior, para culminar el proceso de fichajes.

Si se confirma el fichaje de Dragic, el equipo estará dirigido por dos bases muy jóvenes aunque con gran proyección, frente a una línea exterior cubierta por veteranos contrastados. ¿Cuál es tu visión sobre esta apuesta?
Sí, hay contraste por la diferencia de edad, pero yo lo he comentado varias veces… cuando busco un jugador no me fijo ni en la edad ni en la nacionalidad, sólo miro que sean buenos jugadores. En ese sentido, si a los 20 años le sobra talento, no hay que esperar a que tenga 35. En cualquier caso, en el tema de Goran (Dragic) hablo con muchísima precaución porque se puede confirmar o no. En definitiva, en el tema de jugadores jóvenes, me atrae su talento y sobre todo, el descaro, la ambición y el hambre por comerse el mundo… Pienso que no es una mala combinación, a pesar de que percibo ciertos medios en la gente por esta cuestión. Yo no tengo ningún miedo al respecto, en absoluto.

Has convocado también para hacer la pretemporada a Rubén Sánchez, base del junior… ¿Qué nos puedes contar de él? ¿Cómo lo estás viendo?
Necesito más tiempo para valorar a Rubén, porque no lo conocía. Él fue el elegido por el informe que me pasaron a mi y yo creo que es nuestra obligación que siempre que podamos aprovechar el talento de la cantera, se les de la oportunidad.

La primera jornada del Polaris World Murcia se jugará en Gran Canaria. ¿Cómo afrontas la vuelta a tu tierra dirigiendo al rival del club en el que te consolidaste en la máxima categoría?
La cuestión es bastante azarosa, pero tengo una gran alegría porque vuelvo a mi tierra y voy a ver a un montón de amigos, que los tengo incluso dentro del club y del cuerpo técnico, por lo que para mi será una alegría.

Por otro lado, que sea nuestro primer rival me preocupa, sobre todo porque es un pabellón muy difícil, donde es muy difícil ganar… aunque en este momento no es un tema que me preocupe demasiado. Lo que me preocupa a mi es llegar en el mejor estado posible y una vez allí, va a ser un partido especial, porque si dijera que va ser como los demás, mentiría. Especial y diferente, pero que nadie tenga la más mínima duda que mi intención va a ser ganarlo.

Manolo, ya para finalizar… El año pasado se consiguió lleno absoluto en el Palacio de Deportes en los partidos por el ascenso ante Zaragoza. ¿Qué mensaje le mandarías a la afición para esta nueva etapa en la Liga ACB?
Yo creo que la afición, entre otras cosas, fue un factor importante, sobre todo en momentos puntuales, como el del ascenso. Yo creo que lo deseaba el club y también todos ellos… y el premio es estar este año aquí y que lo disfrutemos todos.

Lo importante para nosotros es que la gente se siguiese sintiendo partícipe de esto. Yo creo que la comunión que haya entre el público y nosotros tiene que ser bastante importante, porque soy de los que cree que la permanencia se va a basar en los resultados y los partidos que ganemos en casa, donde lo único favorable es nuestro público.

Yo pido que entiendan que la dinámica y la trayectoria del equipo van a ser diferentes porque la competición y los rivales también lo son. En ese sentido, no me gustaría ver la pista llena sólo ante los clásicos, sino que la gente entendiese que la pista tiene que llenarse cada semana y que posiblemente en eso se va a basar nuestro objetivo, que es la permanencia.
fuente

Ana Rosas, Polaris World C.B. Murcia