01 Junio 2006




El partido de esta noche en el Palacio de Deportes ha puesto fin a la LEB. Tras los duros meses de competición Bruesa GBC ha resultado campeón de la competición y su entrenador, Porfi Fisac, comparecía ante los medios para manifestar sus impresiones por la gran campaña realizada por los donostiarras.

Una vez felicitado por los medios presentes, expresaba su alegría por el fenomenal final de temporada de sus hombres “con los últimos de liga y los playoff han sido diez partidos seguidos sin perder” y reflejaba lo bonito de esta competición donde “un equipo honesto y humilde puede llegar a ganar”. También tuvo un recuerdo para los murcianos declarando su satisfacción por ser el conjunto que acompañe a Bruesa en ACB y para Manolo Hussein: “me alegro por él, porque creo que es uno de los mejores entrenadores que hay actualmente”.

Sobre si creía en el ascenso, Fisac se mostró humilde viendo cómo sus jugadores crecían partido a partido “en un sueño que tenía estando dormido pero que al despertar se ha cumplido”.

En relación al futuro contestó que ahora tocaba reunirse con las instituciones y con el club para tratar cuál va a ser la situación del equipo en ACB: “porque los 7 u 8 millones de euros que se necesitan no son fácil de conseguir”.

Tras la participación de Porfi Fisac, se personó el técnico local Manolo Hussein, mostrándose contrariado por lo cerca que el equipo estuvo de conseguir el campeonato: “teníamos el partido controlado y en el tercer cuarto lo dejamos escapar olvidando que el encuentro dura 40 minutos”.

Ante la cuestión de su futuro próximo, el entrenador grancanario demandó paciencia a los periodistas presentes y fijó una reunión para la próxima semana para “hablar sobre el reto que hay que afrontar ahora” y aclaró que su renovación la tiene que ratificar Salvador Hernández y que decidirá tras un descanso en su tierra. Aún así, exteriorizó su deseo de seguir en Murcia: “estoy tremendamente feliz aquí y ahora no tengo espíritu de trotamundos”.

Sí reveló que algunas de las cuestiones de esa reunión tendrán que ver “con los errores cometidos en el pasado para que Murcia no vuelva a encontrarse con el descenso. El éxito no es subir, sino mantenerse”, apelando a su intención de ser consecuente con sus ideas.

Con respecto a la necesidad de la figura de director deportivo significó la importancia de la misma en el club aclarando su deseo de que pronto se cubra esa plaza: “es imprescindible y un entrenador no puede abarcar todo ese trabajo”.

No quiso manifestarse en relación al futuro de los jugadores y volvió a demandar paciencia (“el mercado se mueve pero todavía algunos equipos ni han terminado”) para la confección de la plantilla, ya que “es igual una rápida decisión que una mala decisión y podemos esperar”, concluyó el técnico Manolo Hussein.
fuente

Miguelín Martínez, Polaris World C.B. Murcia